Desplazarse en bicicleta conlleva una serie de riesgo además del propio desplazamiento, ya que, en la mayoría de los casos la mayor preocupación es si la encontraremos donde la dejamos o nos la habrán robado.
Cada año en España se roban miles de bicicletas con un promedio en Madrid de 2.117 bicicletas robadas mientras que en Barcelona se alcanzaron las 5.551.
Debido a esto, los expertos de Yerkla Bikes  han integrado y patentado un sistemas de seguridad innovador que se inserta directamente en la bicicleta a modo de candado protegiendo la de modo óptimo contra el robo , ya que desactivar este candado supone el daño de la bicicleta dejándola inservible tanto para la venta de la bicicleta en sí misma como de sus partes.


Estos mismo expertos nos dan algunos consejos sobre como proteger nuestra bicicleta

1. Escoger un lugar seguro:  es interesante dejar la bicicleta en un lugar bien iluminado y transitado, ya que esto va a disuadir en mayor medida a los ladrones a querer robar nuestra bicicleta, así como no dejarla siempre en el mismo sitio a fin de no poder ser vigilado y despistar a los ladrones.


2. Atar la bici correctamente: Esto no solo se basa en el amarre de la estructura de la bicicleta y ruedas, sino también en atarla a una estructura fuerte y firme. Además resulta interesante llevar varios tipos de cierre para dificultar el robo ,siendo uno rígido tipo U y otro del tipo pitón


3. Utilizar el candado apropiado: Hay una variedad de candados en el mercado y no es tan fácil ponerse de acuerdo con respecto a cuál es el más seguro:


• Candados de tipo U rígidos: cuanto más estrecho es el candado, menos espacio hay para un ladrón de romperlo, o sea mejor y más seguro. Son los cierres más difíciles de estropear. No obstante, su inconveniencia es que son pesados.
 Candados de eslabones: este cierre consiste en eslabones de acero y es recubierto por un textil resistente. Si es de buena calidad, es difícil de romper con una sierra o una tenaza. Su desventaja es que, como el candado de tipo U, es pesado.
• Candados articulados: este tipo es flexible como el candado de eslabones y seguro como los candados de tipo U.
• Candado espiral: Consiste en hilos de acero entrelazados recubiertos de plástico. No hay que tener este tipo de candado como la única opción dado que se cortan muy fácilmente.

4. Precauciones antirrobo: Utilizar un sistema de biciregistro  o un número de registro con GPS en el cuadro de la bicicleta, nos permitirá encontrarla independientemente de donde se encuentre

Por último, existe también el pasaporte para bicicletas; una sencilla aplicación para Smartphones en la que se incluye la imagen de la bici, el número de marco, codificación y dirección que ayudan a identificar rápidamente la bicicleta robada y a condenar al ladrón y encontrar al propietario.


Fuente: ABC