Cetraa ha detectado una proliferación de las flotas destinadas a la asistencia mecánica en carretera. Recuerda que el auxilio en carretera nunca puede ser entendida (ni realizada) como una reparación; sólo como una operación que permita desplazar el vehículo hasta el taller.


La confederación española de talleres, Cetraa, recuerda que el auxilio en carretera se basa en el uso de recursos idóneos  y necesarios para cada caso en concreto. Por eso, estas operaciones solo pueden interpretarse como una intervención para trasladar el vehículo al taller y no como una reparación in situ. Cetraa insiste en que “el auxilio en carretera es la única actividad que pueden realizar los talleres móviles”.


Siguiendo estas directrices, la patronal incide en que la normativa actual en materia de tráfico y el Real Decreto de Talleres (1457/1986) prevén la asistencia en carretera como una actividad de auxilio dependiente de un taller que debe estar inscrito en el Registro Industrial y cuya única actividad puede ejecutarse en la vía pública. Cetraa también especifica que cualquier otra labor no inscrita no debería estar permitida.


De igual modo, estos talleres  móviles cuentan con diferentes equipos de diagnosis, baterías y herramientas para la asistencia a vehículos convencionales.
Por su parte, la patronal reitera que los talleres legalmente constituidos están obligados a cumplir con una serie de normas en materia de medioambiente (gestión de residuos), seguridad industrial (control de sus instalaciones, medidas preventivas y reglamentación específica), ámbito municipal (licencia ambiental) y consumo (garantía de la reparación e información al usuario), que les constituye en garantías de la seguridad vial: “El almacenamiento y entrega de los residuos generados o el control metrológico y de seguridad que seguirá su maquinaria son tan solo algunos de los aspectos de las normativas a las que este tipo de talleres difícilmente podrá dar cumplimiento”, destacan.


Por ello, la patronal remarca que la actividad de los talleres móviles “no garantiza el elevado nivel de protección de los consumidores, la seguridad vial y la protección del medioambiente”.


Fuente: La comunidad de talleres