El seguro del coche es uno de los trámites obligatorios que hay que realizar.
Todos los coches deben tenerlo para garantizar la responsabilidad civil por los daños que se puedan ocasionar a terceros.


Hay determinadas situaciones en las que las compañías aseguradoras se pueden negar y no hacerse cargo del siniestro.
1.- Desastres naturales: caídas de árboles, riadas, terremotos, en estos casos se hace cargo el consorcio de compensación de seguros.
2.- Daños causados voluntariamente: intencionadamente o falsedad intencionada en la declaración de un siniestro.
3.- Conducir fuera del asfalto: el seguro sólo se hace cargo de las incidencias en vías convencionales adecuadas.
4.-Participación en competiciones: ilegales o sin cobertura específica.
5.- Comisión de delitos: cuando el vehículo se haya usado para realizar un delito contra las personas o bienes.
6.- Robo por dejar las llaves puestas.
7.- Transportar más cargas o pasajeros de lo permitido: si se sobrepasa el número de pasajeros establecido en la ficha técnica.
8.- Conducir con la ITV caducada.
9.- Conducir bajo los efectos del alcohol y drogas: en el caso de que el conductor supera la tasa de alcoholemia permitida por ley o de dispositivo en drogas.
10.-No disponer del carnet correspondiente: si no se dispone del permiso de licencia para conducir ese vehículo, los daños no serán cubiertos.

 

Fte. 20minutos