Los coches eléctricos reducirán hasta en un 70% la facturación de las reparaciones mecánicas y de mantenimiento de los concesionarios según los datos de la consultora MSI presentados  en el observatorio de la postventa oficial organizado por Faconauto.


Según el MSI, los vehículos eléctricos representarían un 35% de las entregas en 2030, pero un “retraso en la mejoría de las baterías” bajaría esta entrega a un 15%. Los vehículos autónomos representarían el 20% del total según los datos mas optimistas y en un 10% según los mas pesimistas.


Otro gran impacto en la facturación de las reparaciones seria el coche sin conductor llegando a alcanzar el 70% de las reparaciones en lo que a chapa y pintura se refiere ya que habría menos impacto y aumentarían un 40% la ganancia de las reparaciones  mecánicas.


Según el MSI,  los concesionarios dejarían de facturar un  0.5%, mientras que en el peor de los casos  en 2030 la facturación de postventa caería hasta un 1.2%.

 

Fuente: El Mundo