Los neumáticos son un elemento indispensable de seguridad en la carretera, sin embargo existe un gran desconocimiento por parte delos conductores sobre cuando están desgastados y cuando es conveniente sustituirlos por unos nuevos.

Además del riesgo que supone para la seguridad llevar los neumáticos desgastados, esta puede ser una de las causas más comunes por las que su vehículo puede que no pase la inspección técnica de vehículos (ITV). El 1 de febrero de 2018 entro en vigor lo que se conoce como la ITV de los neumáticos, a raíz de lo que se acordó examinar minuciosamente estos, en busca de anomalías.

En dicha ITV visual, los técnicos  revisan, entre otros, la profundidad de los neumáticos, que debe superior a 1.6 milímetros, por lo que la guardia civil nos recomienda un truco muy fácil y fiable de realizar para saber si nuestros neumáticos cumplen con las condiciones de seguridad necesarias para superar dicho control y sobre todo para circular en condiciones de seguridad. Ponga una moneda 1Euro en la hendidura de su neumático y, si el borde dorado no queda oculto, entonces deberá reemplazarlos.


Asimismo, se recuerda que los técnicos especializados en realizar la ITV miraran si coinciden los neumáticos del mismo eje, es decir que las ruedas delantera y trasera sean iguales. De igual modo, tampoco se pasaran ampollas, deformaciones, roturas o interferencias con otras partes del vehículo y constataran que los neumáticos estén montados correctamente y que el sistema de control de presión del aire funcione adecuadamente.

Si el defecto en el neumático es considerado leve, el propietario del vehículo dispondrá de un plazo de 2 meses para subsanarlo sin necesidad de volver a pasar la inspección.

En el caso de defectos graves, tales como desgaste irregular en la banda de rodadura, o montaje de neumáticos no homologados, se dispondrá de 2 meses para subsanarlo pero el vehículo deberá volver a pasar la ITV.


En casos de defectos muy graves, no se podrá circular con el vehículo ni para llevarlo al taller, y se dispondrá, asimismo de un plazo máximo de dos meses para subsanarlo.


Fuente: ecomotor.es